¿Qué son los KPIs? Ejemplos para definir una estrategia de marketing digital exitosa para tu empresa

02/11/2022 | Santander Universidades

Hace unos años, las empresas contaban con una sola estrategia de ventas. Sin embargo, en la actualidad, estas mismas se han multiplicado, por lo que se ha incrementado la necesidad de escoger la estrategia de marketing que más se adapta al negocio o producto con el fin de que llegue de manera más eficaz al cliente. 

En este sentido, es imprescindible conocer al momento el progreso de estas acciones y si de verdad están funcionando en el mercado. Y es que, como dijo el físico y matemático británico William Thomson“Lo que no se define, no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre.” De ahí la importancia de definir de manera adecuada los KPIs. 

¿Quieres saber en qué consisten y conocer algunos ejemplos de KPI? A continuación, te explicamos para qué sirven y qué importancia tienen en el marketing digital con el fin de que elijas la estrategia que más se adapte a tu negocio.

¿Qué es un KPI? Ejemplos

Las siglas KPI provienen de los términos en inglés Key Performance Indicators, cuya traducción al español es “indicadores clave de rendimiento”. 

De esta manera, los KPIs son las variables, factores y unidades de medida que se necesitan para generar una estrategia de mercado, es decir, son herramientas que permiten medir la eficacia y la productividad de determinadas acciones, con el fin de saber si se están cumpliendo los objetivos establecidos por la empresa. En definitiva, son un elemento clave a la hora de optimizar tu sistema de planificación. 

Lo cierto es que hay muchos ejemplos de KPI, ya que, en función del tipo de empresa que sea y en qué sector desarrolla su actividad, se deberá tener en cuenta unos u otros indicadores de medición. A continuación, te presentamos algunos ejemplos de KPI que puedes utilizar según el ámbito:

ejemplos de KPI
  • KPI de ventas: con los KPIs de ventas puedes medir el nivel de ventas, el posicionamiento en el mercado, el índice de fidelización, la rotación de stock, el volumen de compra por cliente, las reclamaciones o los ratios de conversión y costes, entre otros.
  • KPI de marketing digital: algunos ejemplos son el Retorno de Inversión (ROI), aumento de ventas, fuentes del tráfico, embudo de ventas, medición de tasas de éxito, palabras clave, etc.
  • KPI de retail: número de visitas, frecuencia, horas de mayor tránsito, tasa de conversión, ventas por categoría, ticket promedio, ratio de inventario vendido (Shell Through) y venta por visita o metro cuadrado.
  • KPI de logística: rotación de inventario, stock de producto, plazo de aprovisionamiento (Lead Time), margen entre coste de materia prima y total de ventas, errores de facturación, coste de transporte, entregas a tiempo, etc.
  • KPI de producción: existen KPIs como el de rendimiento, tiempo de ciclo, previsión de la demanda, rotación del inventario, consecución de la producción, ciclo de caja, costes evitados, etc.
  • KPI financieros: margen de utilidad, eficiencia de costes, Retorno de Inversión (ROI) y Retorno del Capital Empleado (ROCE), crecimiento sostenible, grado de liquidez, índice de reducción de costes, ratio de cobertura, etc.
  • KPI de redes sociales: incremento de seguidores, alcance, engagement, Click Through Rate (CTR), Cost Per Lead (CPL), conversión, Social Media ROI, procedencia de visitas, lugar geográfico de visitas, etc. 

Características de los KPIs

Como puedes ver, los KPIs no solo se utilizan en el marketing, sino que se aplican en múltiples organizaciones dedicadas a otros sectores de actividad, como la financiera, comercial, de procesos o de calidad. No obstante, sea cual sea el sector de aplicación, para que un KPI funcione como debe, este tiene que cumplir con las siguientes características:

  • Alcanzable: los objetivos fijados deben ser realistas.
  • Medible: los KPIs deben poder medirse.
  • Relevante: es importante seleccionar los datos más relevantes.
  • Periódico: la frecuencia de análisis de los datos debe ser periódica.
  • Exacto: debes describir exactamente qué es lo que quieres lograr, cuál va a ser el objetivo o dato que quieres analizar.

Asimismo, la comunidad empresarial ha sufrido grandes cambios a lo largo de estas últimas décadas, y uno de los objetivos que comparten el sistema productivo y las grandes empresas es llegar a alcanzar un futuro mejor y más sostenible para la población mundial. Por esta razón, los KPIs se han alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que no solo nos indican dónde deberíamos estar en el año 2030 en materia de sostenibilidad, sino que también ofrecen a diferentes sectores la oportunidad de unirse en torno a un marco global común. 

Con este propósito, en 2020, B Lab y el Pacto Mundial de las Naciones Unidas desarrollaron la herramienta SGD Action Manager, la cual se centra en fomentar actuaciones positivas de todo tipo de empresas a nivel mundial, así como en mejorar su rendimiento y progreso a la vez que cumplen con estos ODS.

ejemplo-de-kpi

Por qué es importante definir los KPIs adecuados en una estrategia de marketing

Elegir los KPIs adecuados para analizar tus estrategias de marketing te permitirá obtener datos acerca de su progresión, así como ver y corregir los resultados de manera periódica cuando estos no sean los que esperabas. En este sentido, te contamos cuáles son los beneficios de contar con los KPIs apropiados:

  • Puedes medir en tiempo real si tu estrategia está funcionando o no. Además, permite conocer la duración de los procesos logísticos y, a partir de esto, tomar decisiones para optimizar y sacar el máximo partido a los ciclos.
  • Puedes medir variables concretas, según la información que necesites obtener y la parte del proceso que desees analizar: desde la producción hasta la distribución, el precio o la promoción a través de distintos canales para vender tu producto o servicio.
  • Puedes conocer mejor a tu buyer persona y acercarte un poco más a sus gustos y rutinas, su ubicación, género, edad, etc.
  • Te ayudan a mejorar la toma de decisiones en tus estrategias. Gracias a los datos positivos y negativos que obtienes, puedes ver si debes seguir o modificar alguno de los pasos que estás dando.

Como puedes ver, definir KPIs adecuados a tu estrategia es fundamental para mejorar el desarrollo del plan de negocio y maximizar su rendimiento. Sin embargo, para ello, es imprescindible que los profesionales cuenten con los conocimientos adecuados para desenvolverse en el entorno laboral.

¿Quieres desarrollar competencias profesionales que te permitan mejorar tu empleabilidad? Descubre Santander Open Academy, el espacio formativo que necesitas para seguir creciendo.

Únete a nuestra plataforma global de aprendizaje y desarrollo profesional y accede a cursos subvencionados al 100%, contenido formativo en un montón de formatos y becas de universidades e instituciones líderes.

Si como nosotros, crees que nunca hay que dejar de aprender, entra aquí y regístrate. ¡Descubre lo que tenemos para ti!

Más posts interesantes que leer...