Gestión financiera: qué es y por qué es importante

13/04/2022 | Santander Universidades

La gestión financiera es el pilar que sostiene a cualquier empresa. Sin ir más lejos, el 82% de las empresas fracasa debido a problemas de flujo de caja, según un estudio realizado por Zippia. A esto hay que añadir los retos que suponen la ciberseguridad o la implementación de nuevas tecnologías a corto plazo, haciendo que crear un negocio exitoso sea una tarea cada vez más compleja.

En este contexto, la figura del gestor financiero cobra cada vez más importancia, ya que de esta última depende en gran medida que una empresa logre mantenerse a flote y prosperar en un mercado altamente competitivo. Es por ello que, aunque los directores financieros siguen realizando sus funciones tradicionales, como presupuestar, auditar y elaborar informes, a día de hoy, también se les pide que estén actualizados en aquello relacionado con el análisis de datos y la tecnología asociada para gestionar los pronósticos. 

Sin duda, la gestión financiera de las empresas debe evolucionar y los futuros CFO deben saber a lo que se enfrentan. A continuación, exploramos cuál es el papel de la gestión financiera en una empresa, su importancia y los desafíos que tiene que afrontar en el contexto actual.

¿Qué es la gestión financiera y cuáles son sus objetivos?

John Lintner, un prestigioso economista y profesor de Harvard en los años 60, definió la gestión financiera como el proceso de administrar los recursos financieros de una empresa de manera eficiente y efectiva. Esto incluye la correcta obtención, asignación y utilización de los fondos disponibles.

De este modo, el departamento de finanzas, liderado por su director financiero o CFO, debe crear un plan que permita distribuir los recursos financieros eficientemente, teniendo en cuenta la capacidad de la empresa para afrontar situaciones de crisis o cambios imprevistos en el mercado. 

Los objetivos de la gestión financiera son:

  • Proporcionar estabilidad económica que permita lograr los objetivos comerciales.

  • Garantizar una gestión eficiente de los recursos para maximizar la rentabilidad, minimizar costes y aumentar el valor de la empresa.

  • Proteger los activos de la empresa mediante la identificación y gestión de riesgos financieros, así como atraer nuevo capital que ofrezca un rendimiento de la inversión positivo.

  • Asegurar la liquidez necesaria para cubrir las obligaciones financieras de la empresa.

  • Crear una estrategia a largo plazo que habilite el crecimiento sostenible a través de inversiones.

  • Emplear datos para predecir escenarios económicos y adelantarse a ellos, proporcionando siempre el efectivo suficiente para garantizar el correcto funcionamiento de la organización.

  • Mantener una comunicación transparente con los stakeholders sobre la situación financiera de la empresa.

  • Cumplir con todas las regulaciones y leyes financieras para evitar sanciones y daños a la reputación de la empresa.

¿Qué tipos de gestión financiera existen?

La gestión financiera de una empresa se divide en diferentes categorías en función del enfoque temporal y del objetivo de la administración de los recursos. Atendiendo a estos criterios, podemos diferenciar los siguientes tipos de gestión financiera:

  • Gestión operativa: es el área que se encarga de la administración diaria de los recursos financieros de la empresa. Esto implica la gestión del flujo de caja, el control de costes y la evaluación del performance financiero a corto plazo. El objetivo es disponer siempre del capital suficiente para hacer frente a todos los gastos y mantener una reserva disponible.

  • Gestión del ciclo de ingresos: la venta de productos y servicios generan unos ingresos que hay que gestionar y administrar correctamente para garantizar la continuidad y crecimiento del negocio. La gestión del ciclo de ingresos se encarga de contabilizar lo que se conoce como ingresos mensuales recurrentes (MRR, por sus siglas en inglés). Esto incluye el seguimiento de las facturas y pagos, así como la gestión de cuentas por cobrar y por pagar.

  • Gestión presupuestaria: es el área encargada de planificar y controlar los ingresos y gastos de la empresa. Se realiza una previsión y se establecen límites de gasto para cada departamento. Esto permite a la empresa mantener un control financiero, evitar el desperdicio de recursos y alcanzar sus objetivos económicos.

  • Gestión estratégica: es la encargada de la toma de decisiones financieras a largo plazo, con el objetivo de maximizar el valor de la empresa. Esto incluye la planificación de inversiones, la reestructuración de deudas y la gestión de riesgos financieros. También, se encarga de diseñar una estructura de capital viable, intentando encontrar un equilibrio óptimo entre la deuda y el capital propio.

¿Qué hace un gestor financiero?

El gestor financiero es el responsable de administrar y supervisar todas las actividades financieras de la empresa. Algunas de sus tareas son:

  • Elaboración y seguimiento de presupuestos.

  • Gestión de flujos de efectivo.

  • Toma de decisiones de inversión.

  • Identificación de áreas para mejorar la eficiencia financiera y aumentar la rentabilidad.

  • Supervisión y análisis de los resultados financieros.

  • Presentación de informes financieros a la dirección.

  • Realización de pronósticos y planificación de futuros crecimientos.

  • Gestión de las relaciones con los inversores y actividades de recaudación de fondos.

  • Desarrollo de planes estratégicos.

  • Participación en decisiones sobre fusiones y adquisiciones.

  • Influencia en la toma de decisiones operativas y estratégicas de alto nivel.

Cabe mencionar que se debe diferenciar el papel de la gestión financiera del rol del controller financiero. Mientras que el primero tiene un enfoque más estratégico y su trabajo se basa en la planificación financiera futura, la toma de decisiones de inversión y la gestión de riesgos, el controller financiero se encarga de la supervisión y el control de los recursos financieros presentes, la gestión de la contabilidad y la generación de informes financieros.

¿Por qué es importante hacer una buena gestión financiera de una empresa?

Los responsables financieros de las empresas ya no solo se encargan de crear proyecciones financieras rentables. En la actualidad, deben ir más lejos para lograr una buena gestión financiera, abarcando áreas que hasta ahora no tenían un enfoque tan estratégico y que se han convertido en esenciales.

Por ejemplo, el CFO debe asumir la responsabilidad del cumplimiento normativo. Hoy en día, los responsables financieros de las empresas tienen que hacer frente al aumento de malas prácticas, a un gran número de leyes y reglamentos nuevos que se aprueban de forma constante y a la obligatoriedad de aportar transparencia frente a clientes, proveedores y socios.

El uso de inteligencia artificial es otro punto importante en su día a día, ya que permite automatizar el análisis de grandes volúmenes de datos y detectar de manera rápida estas malas prácticas, así como tomar decisiones más inteligentes basadas en datos. 

De este modo, una buena gestión financiera permite:

  • Detectar obstáculos con antelación de manera que se puedan tomar mejores decisiones. El análisis de grandes volúmenes de información mediante la tecnología ayuda a predecir los obstáculos con los que se puede encontrar la empresa y a buscar soluciones antes de su aparición. En este sentido, la proactividad de los CFO es un elemento esencial para una gestión financiera efectiva.

  • Permite automatizar tareas de análisis de datos. La automatización robótica de procesos (tecnología RPA) cada vez aumenta su importancia en los departamentos financieros de las organizaciones. De hecho, tal y como señala una encuesta de Gartner, el 50% afirma que la automatización robótica de procesos (RPA) está en proceso de implementación o ya se ha implementado. Asimismo, se predice que este porcentaje aumentará hasta el 88% en los próximos años. 

    Y es que la tecnología RPA se puede aplicar a una multitud de procesos financieros como la conciliación de asientos contables, el cierre y la consolidación financiera, la declaración de impuestos o la preparación de  informes.

  • Contribuye a optimizar los recursos materiales y humanos de la empresa. Las organizaciones tienen como objetivo aumentar su rentabilidad, pero, para ello, necesitan optimizar los recursos que ya disponen. Una buena gestión financiera ayuda a optimizar dichos recursos para incrementar los beneficios y la productividad.

mujer realizando la gestión financiera de una empresa

Desafíos del futuro de la gestión financiera

Los CFO han tenido que tomar la iniciativa desde el inicio de la pandemia por la Covid-19 en 2020 para restablecer el crecimiento de las compañías en las que trabajan, reduciendo los gastos e incrementando los ingresos. Esto último seguirá siendo la prioridad para el futuro y la gestión financiera se enfrentará a desafíos como los siguientes

  • Mejorar el retorno de la inversión (ROI) de las acciones digitales de las empresas. Para lograrlo, los directores financieros deberán vincular las iniciativas digitales de su empresa con indicadores clave de rendimiento (KPI) del negocio.

  • Digitalizar la función financiera. La digitalización de las finanzas supone completar las competencias digitales de los directores financieros y de sus equipos. Sin embargo, existen capacitaciones adicionales que contribuyen a la formación continua de profesionales en habilidades duras y blandas esenciales para una buena gestión financiera. 

  • Democratizar los datos y los análisis. Según el informe Chief Financial Officer Leadership Vision 2022 – 3 Strategic Action for Success de Gartner, el 76% de los líderes financieros sostienen que las personas encargadas de tomar decisiones tienen cada vez más acceso a datos importantes sobre operaciones comerciales y de rendimiento a través de proveedores o sistemas externos. Para hacer frente a este desafío, los responsables financieros deberán democratizar la analítica avanzada y saber interpretar de forma correcta los datos para saber diferenciar la realidad de los datos exagerados. 

  • Evolucionar hacia la Inteligencia Artificial (IA) y el Machine Learning (ML – aprendizaje automático). En base a la encuesta mundial de Workday realizada a 267 CFO, la prioridad son las finanzas sin fricciones, es decir, las finanzas en las que se utiliza la automatización de tareas o el aprendizaje automático en los procesos cotidianos. En este sentido, el 49% de los CFO sostiene que la gestión y el análisis de datos son sus principales prioridades en los próximos tres años y el 60% invertirá en plataformas cloud e implementará soluciones de inteligencia artificial y de aprendizaje automático.
reunión de gestión financiera

Aprende más sobre gestión financiera 

¿Quieres desarrollar competencias profesionales que te permitan mejorar tu empleabilidad? Banco Santander lanza 5.000 plazas para el Curso Santander | Business for All 2024. Este programa, dirigido a aquellas personas que quieran mejorar sus habilidades empresariales, ha sido diseñado de la mano de los mejores expertos de Harvard Business School Publishing, una de las instituciones educativas más prestigiosas del mundo.

Con este curso, podrás acceder a un programa de formación, 100% online y de nueve semanas, en el que adquirirás nuevos conocimientos y habilidades clave para desarrollar tu carrera profesional. Además, con base en tus objetivos profesionales, podrás elegir uno de los siguientes cursos propuestos:

  • Business Fundamentals: aprenderás lo más esencial del marketing, las finanzas, la negociación y la experiencia de cliente.

  • Managing yourself: mejorarás tu capacidad de toma de decisiones, gestión del tiempo e influencia sin autoridad. 

Todos los cursos están impartidos por expertos de primer nivel y no tienen coste para los beneficiarios. Tampoco es necesario tener un título universitario ni ser cliente de Banco Santander. Además, se ofrecen en inglés, español y portugués de Brasil.

En este curso, podrás adquirir todos los conocimientos y las habilidades necesarias a través de contenidos a la carta, debates virtuales en sesiones en directo con mentores y facilitadores de aprendizaje, la interacción con tus compañeros, ejercicios y herramientas con los que podrás practicar su aplicación y transferir los conocimientos a tu entorno laboral. Además, al finalizar, recibirás un certificado por parte de Harvard Business School Publishing.

 

¿Tienes más de 18 años y quieres desarrollar habilidades clave para pisar fuerte en tu entorno profesional? Inscríbete en el Curso Santander | Business for All 2024 y la consigas o no, recuerda, nunca dejes de aprender.

Fuentes

Más posts interesantes que leer...